¿Qué hago si mi coche pierde aceite?


Es un síntoma inequívoco de que tu coche necesita la atención de un profesional del mantenimiento. Si observas en el suelo que tu automóvil pierde aceite, no lo dudes, acude a nuestro taller para que rápidamente podamos identificar de qué tipo de fluido lubricante se trata, su origen y así poder adoptar una rápida solución.

Porque puede ser aceite… o no. Su textura y color nos darán una pista.

Son varios los posibles orígenes de la fuga, por lo que la gravedad de la reparación será mayor o menor. Lo más habitual es que la fuga de aceite provenga del tornillo del cárter, ya sea por un golpe o un problema con la arandela que ha de garantizar la estanqueidad del conjunto.

Asimismo, si las juntas presentan holguras, ya sean las de la tapa de balancines, la del tapón de llenado, el conducto de la varilla del aceite…, es posible que ello se traduzca en manchas de aceite. Estas, por suerte, no suelen ser averías costosas ni difíciles de reparar. Pero sí hay otras más complejas que requieren de una mayor dedicación de tu taller y que quizás podrías haber evitado llevando a cabo un correcto mantenimiento y revisión del vehículo.

Hablamos de averías en el turbo, componente que debido a los exigentes regímenes de trabajo a los que opera necesita de una adecuada lubricación. Si el turbo pierde aceite puede ser debido a que este componente se encuentre en su recta final y que tenga que ser pronto sustituido –su vida útil suele ser de aproximadamente 250.000 kilómetros-. O quizás, puede ser, simplemente, que el aceite lubricante no disponga de la adecuada calidad.

Sin embargo, en otras ocasiones la junta de culata puede estar detrás del problema. Se trata de un componente fundamental que, entre otras cosas, evita que el líquido refrigerante entre en contacto con el aceite interfiriendo en el proceso de combustión. Si la pérdida de aceite tiene su origen en una avería relacionada con este componente, te enfrentarás a una avería cara.

 

Consejos para evitar pérdidas de aceite

Es sencillo evitar problemas de pérdidas de aceite –y otros fluidos- en tu automóvil. La fórmula es sencilla: no pospongas la revisión de tu coche, cambia filtro y aceite respetando los intervalos marcados por el fabricante y utiliza siempre componentes y lubricantes de calidad. ¿Dónde mejor que en Talleres Bermar ?

Comparte esta entrada de Talleres Bermar:
0